7.1 C
Madrid
miércoles, abril 24, 2024

La juventud no es proclive a dejar su consumismo por el ecologismo, según un informe de la Fundación SM

Debes leer

La juventud española siente «miedo, tristeza e impotencia» por la crisis climática, pero el 72 % de los jóvenes considera que su propia generación es incapaz de abandonar el estilo de vida consumista «para frenar el desastre ecológico”, según los datos de un estudio publicado hoy por la Fundación SM.

¿Cuál es la actitud de la juventud frente al medioambiente? ¿Cómo se siente ante la crisis climática? Estas son algunas de las preguntas que trata de responder el exhaustivo informe publicado por el Observatorio de la Juventud de la Fundación SM, bajo el nombre «Jóvenes y medioambiente».

La publicación incluye respuestas de entrevistas a 1.500 jóvenes residentes en España, de entre 15 y 29 años, y ha sido presentada en el Real Jardín Botánico de Madrid, en un acto con dirigentes de ambas entidades, coincidiendo con la víspera del Día Mundial de la Educación Ambiental.

Entre los objetivos del informe está desvelar las fórmulas más efectivas para combatir los problemas ambientales, que según los jóvenes, pasarían por una mayor formación, leyes más duras y una nueva forma de consumismo.

De acuerdo al informe, para el 40 % de los jóvenes el problema del cambio climático se está exagerando.

El 57 % confía en que la ciencia y la tecnología evitarán que la Tierra llegue a ser inhabitable, pese a que la visión predominante entre la juventud es de pesimismo respecto al futuro de la humanidad.

Algunas de las principales emociones manifestadas por los encuestados frente a la problemática medioambiental son: impotencia (45 % de las menciones), miedo (42 %) y tristeza (36 %).

El 82 % de los encuestados demanda más educación medioambiental en centros educativos y la mitad de los jóvenes admite desconocer la repercusión ambiental de los productos que compra.

Según sus autores, el informe ayudará a comprender a los jóvenes españoles en sus posicionamientos ambientales y contribuirá a su formación como «agentes activos» en la toma de decisiones y asimismo de las soluciones propuestas, ha explicado Lander Gaztelumendi, vicepresidente de la Fundación SM.

También desde dicha entidad, Ariana Pérez, coordinadora de la investigación, ha apuntado que, si la sociedad desea que los jóvenes participen «activamente» en las soluciones frente a la crisis climática, la educación deberá poner en el centro «la dimensión ecosocial».

La directora del Real Jardín Botánico-CSIC, María-Paz Martín, ha animado a seguir trabajando en la divulgación de la conservación del medio ambiente tras destacar el factor «interés» de los jóvenes como pieza clave de la lucha frente al cambio climático.

Desconfianza en la voluntad política 

De acuerdo a los datos, los jóvenes identifican a las grandes empresas como principales responsables de la crisis ecológica; consideran que solo la Unión Europea, junto con Naciones Unidas y su propia generación son quienes se están tomando en serio el problema.

El 72 % de los entrevistados considera prioritaria la protección del medio ambiente en la política, mientras que el 73 % desconfía de la voluntad de los líderes políticos para ejecutar los acuerdos ambientales alcanzados en las grandes cumbres mundiales.

Con tasas similares, los jóvenes reclaman que los procesos de transición ecológica para la descarbonización de la economía se hagan de forma justa y los impuestos recaigan especialmente sobre las personas con mayores recursos.

- Anuncio -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Anuncio -spot_img

Último artículo