21.4 C
Madrid
domingo, julio 14, 2024

El detenido por acosar a una menor en Méndez Álvaro cumplía tercer grado de una condena de 49 años por violar a menores

Debes leer

El hombre que fue detenido hace unos días por acosar y seguir a una chica de 17 años en el barrio madrileño de Méndez Álvaro estaba cumpliendo el tercer grado de una condena de 48 años y 10 meses de prisión dictada en 2010 por violar, abusar y agredir sexualmente a siente menores en varios municipios de la zona sur de la región.

El 23 de marzo de 2010 la Audiencia Provincial de Madrid dictó esta sentencia contra José Antonio S.L. en un juicio tras su detención casi dos años antes por parte de la Policía Local de Moraleja de Enmedio –lugar donde cometió varios delitos– acusado de 13 delitos contra la indemnidad sexual de otras tantas menores entre 6 y 16 años.

Según ese fallo judicial, a la que ha tenido acceso Europa Press, uno de los hechos más duros tuvo lugar el 30 de julio de 2007, cuando el detenido observó en una plaza a una niña de 11 años mientras jugaba cerca de su casa. Cuando volvió a ella, aprovechó para entrar en el portal y seguirla por las escaleras, preguntándole por un tal Ángel Jesús. Al decirle la menor que no vivía allí, le pidió que le dejara telefonear, a lo que se negó la niña.

Pese a ello, cuando la menor abrió la puerta de su piso, el hombre aprovechó para acceder a la vivienda, «agarrando a la menor tapándole la boca» y «conduciéndola al dormitorio de los padres». Una vez allí, intentó que la chica le realizara una felación, aunque la niña logró finalmente zafarse de él y salir a una ventana para pedir auxilio, lo que provocó la huida de su agresor.

También intentó agredir sexualmente a otra niña el 17 de septiembre de 2007 en la localidad toledana de El Viso de San Juan, al bajar los pantalones a una niña y agarrarla por el brazo, aunque esta se defendió y logró zafarse empujando al atacante.

Días después en la localidad de Humanes de Madrid se metió en un ascensor con una menor y la agarró de los glúteos. La chica también le empujó y consiguió huir. Lo mismo hizo el depredador en la misma localidad dos meses después, cuando aprovechó que llegaron dos niñas del colegio para meterse con ellas en el elevador, logrando en este caso agredirlas sexualmente. El mismo día lo intentó con otra pequeña sin éxito con el mismo modus operandi.

En aquella época también actuó en la localidad toledana de Torrijos bajándole los pantalones a una menor; o en Griñón, donde tocó los genitales a una joven que se dirigía al instituto. En diciembre de 2007 fue más allá e intentó sin éxito meter a una niña en un coche tras realizarle tocamientos por la calle. Lo logró días después en Carranque (Toledo), agrediendo sexualmente a otra muchacha en su vehículo.

Por este y otros hechos similares cometidos en estas localidades, el ahora detenido fue condenado a tres delitos de violación, un delito de abuso sexual, un delito de agresión sexual en grado de tentativa, un delito intentado de abuso sexual y un delito de abuso sexual y la indemnización a todas sus víctimas.

Al cumplir la mitad de la pena, y demostrar buena conducta, el condenado pudo acogerse a permisos desde 2021, paseándose por la localidad de El Álamo, lo que hizo saltar las alarmas de las autoridades. Más adelante se benefició del tercer grado penitenciario, por lo que iba solo por las mañanas al Centro de Inserción Social ‘Victoria Kent’.

ACOSO ACTUAL A UNA CHICA DE 17 EN UNA BIBLIOTECA

Aprovechando esta semilibertad es cuando recientemente ha acosado y seguido presuntamente a una menor de 17 años, siendo detenido el pasado jueves. Fue nueve días antes cuando, sin conocerle de nada, este hombre comenzó a clavar la mirada a la joven y seguirla al salir del Metro. Un día después la abordó en una sala de estudios y le dio su número de teléfono.

Tras contar la chica a su familia lo ocurrido, el día 2 acudieron a comisaría a denunciarle. Pero el día 8 la chica se dio cuenta de que el mismo sujeto se había colocado enfrente en la biblioteca a la que había acudido a estudiar. Alterada, comunicó con su madre y acudió a un vigilante de la sala de estudios informando de lo que ocurría, que llamó inmediatamente a la Policía.

Los agentes detuvieron inmediatamente a este individuo por un delito de acoso. Tras pasar a disposición judicial el día 9, el magistrado le dejó en libertad pero le interpuso un orden de alejamiento sobre la menor de 500 metros a la espera de juicio, han informado a Europa Press fuentes policiales.

En el momento de la detención, los agentes descubrieron que este individuo tenía antecedentes por hechos similares en territorio de la Guardia Civil y había sido condenado por delitos contra la indemnidad sexual. Lo ocurrido ha alarmado a las vecinas del barrio de Delicias.

Ahora, un expediente del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Madrid determinará si los hechos actuales son constitutivos de una modificación de su actual régimen penitenciario y volver a la cárcel sin ningún tipo de beneficios penitenciarios, han indicado a Europa Press fuentes judiciales.

Mientras tanto, el centro de inserción, situado a 850 metros de la casa de la última víctima, hasta que se abra juicio por los últimos hechos, también podría interponer medidas disciplinarias contra este acosador o cambiarlo de localización.

EUROPA PRESS

- Anuncio -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Anuncio -spot_img

Último artículo