12.6 C
Madrid
miércoles, abril 17, 2024

El arma homicida de los hermanos de Morata de Tajuña tenía una o varias puntas

Debes leer

El arma con la que presuntamente fue cometido a mediados de diciembre pasado el homicidio de tres hermanos, en la localidad madrileña de Morata de Tajuña, tenía una o varias puntas por las heridas incisas que presentaban los cadáveres.

Así lo reflejan los resultados preliminares de las autopsias a las que han sido sometidos los tres cadáveres, han informado a EFE este miércoles fuentes próximas a la investigación.

Los forenses del Instituto de Medicina Legal iniciaron las autopsias un día después de que los cadáveres fuesen hallados el 18 de enero pero el avanzado estado de descomposición en el que se encontraban está dificultando los análisis.

Una vez que se obtengan los resultados definitivos serán remitidos al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Arganda del Rey, a cargo de las pesquisas, que están bajo secreto de sumario.

Dilawar Hussein F.C., de origen paquistaní, con nacionalidad española y de 42 años, admitió que mató a los tres hermanos el 17 de diciembre dándoles golpes con una barra, tras lo que ingresó en prisión provisional comunicada y sin fianza.

Pese a su confesión, el juez considera que su declaración dejó algunas «lagunas», como dónde se desprendió del arma homicida o qué empleó para prender fuego a los cuerpos de las víctimas, que presentaban algunas quemaduras.

El magistrado no considera plausible que, como asegura, usase un mechero, aunque sí tiene claro que lo hizo «con ánimo de dificultar la investigación», según consta en un auto, al que tuvo acceso EFE.

Basándose en las indagaciones de los agentes de Homicidios del instituto armado el juez instructor también baraja la posibilidad que el homicida confeso contase con la colaboración de otra persona en el momento del crimen.

Dilawar Hussein se entregó la madrugada del lunes 22 de enero en las dependencias de la Guardia Civil en Arganda del Rey y desde el primer momento reconoció su implicación en el triple crimen de Pepe, Amelia y Ángeles, de unos 70 años y naturales de Torre de Juan Abad (Ciudad Real).

La principal hipótesis es que se trate de un ajuste de cuentas por las deudas económicas contraídas por las hermanas, quienes se habían arruinado tras ser víctimas de una estafa amorosa.

A principios del año pasado le alquilaron una habitación a Dilawar Hussein, al que supuestamente acabaron debiendo miles de euros.

En febrero del año pasado el hombre fue condenado a dos años de prisión por asestar tres martillazos en la cabeza a Amelia, pero quedó en libertad -con una orden de alejamiento- al carecer de antecedentes y comprometerse a indemnizar a la mujer.

Agencia Efe

- Anuncio -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Anuncio -spot_img

Último artículo