19.7 C
Madrid
lunes, junio 24, 2024

El Summa halló un alambre en la garganta de Madalina, asesinada por su pareja, y no una espina de pescado

Debes leer

Los médicos del Hospital de Torrejón Ardoz alertaron a la Policía Nacional de la fractura craneal severa que presentaba Madalina M., asesinada presuntamente a manos de su pareja, tras ser trasladada por una UVI del Summa 112 incompatible con la versión del acusado acerca de que se había atragantado el día anterior con una espina de un pescado.

«Yo la vi en el hospital y tenía la cabeza totalmente deformada», ha subrayado el instructor del atestado policial durante su comparecencia como testigo en la segunda sesión del juicio contra Paul N. El acusado, que niega su autoría, se enfrenta a una petición fiscal de quince años de cárcel por un delito de homicidio. Las acusaciones particulares y la Comunidad de Madrid elevan su solicitud a 25 años de cárcel por un delito de asesinato.

48 horas después de la agresión, los médicos de la UCI desconectaron a Madalina y falleció como consecuencia de la referida fractura craneal severa. A Paul, de origen rumano, se le acusa de haberla matado a golpes la madrugada del 13 de julio de 2020 tras una discusión.

La médico del Summa que atendió a la chica ha detallado que acudieron a la nave donde se produjeron los hechos tras un aviso del 112 por un atragantamiento, algo «menor». Pero al llegar se encontraron con una asistencia «muy grave» al estar la mujer inconsciente bajo un charco de sangre, sin responder y sangrando por la boca y un oído.

Los sanitarios intentaron entubar a la mujer pero no pudieron al presentar un trozo de alambre en la garganta, un dato hasta ahora desconocido. «Nos dijo que se había atragantado con una espina pero esa versión era totalmente contradictoria con lo que estábamos viendo», ha subrayado.

A continuación, el instructor de las diligencias ha explicado detalles de las primeras investigaciones en las que se detectaron continuas versiones dispares y sin sentido por parte del acusado. Se procedió entonces ante su detención.

A la Policía le extrañó que Paul no hubiera trasladado a su pareja inmediatamente al hospital de haberla encontrado supuestamente tirada ante la gravedad de las lesiones que presentaba. «El hospital nos alertó de que presentaba una fractura severa. Al ir, la mujer tenía la cabeza totalmente deformada», ha reseñado.

Además, el agente ha comentado que compañeros de la UVI móvil les avisaron de que el detenido presentaba lesiones en brazos y armas compatibles con la agresión.

Otro de los policías encargados de las pesquisas ha relatado que los médicos del hospital de Torrejón les informaron de que la mujer estaba prácticamente fallecida y que presentaba «hundimiento craenal, lesiones y hematomas en la cara».

En sede policial, el procesado manifestó «bastante tranquilo» explicaciones contradictorias como el tema de la espina y que la noche anterior Madalina había dormido mal para justificar los moratones que tenía en la cara.

En otro de los interrogatorios a los agentes, se ha mostrado un cepillo de madera de limpiar barbacoas que se localizó en el vehículo del acusado. En las primeras pesquisas policiales se pensó que podría ser el arma homicida.

NIEGA LA AUTORÍA

En su declaración, el acusado relató ayer que el día de los hechos estuvieron en una barbacoa con unos amigos y sobre las once de la noche se fueron a tomar algo a un bar. En un momento determinado, Madalina decidió volver sola al coche para dar un paseó. 

A los diez minutos, Paul regresó al coche y se encontró a su novia callada en el asiento. En una de sus declaraciones, aseguró que ésta estaba inconsciente al haber sufrido un supuesto robo en el puente de hierro, pero hoy ha indicado que solo pensó que habría sido objeto de un atraco violento.

Tras mantener una discusión, la mujer salió del coche en marcha y Paul continuó hasta el polígono. Ya en la nave, salió a buscarla y se la encontró inconsciente y ensangrentada. «La cogí en brazos, la metí en la furgoneta y llamé a mi compañero», narró añadiendo que tras ver que sangraba por los oídos y la boca llamó a los servicios de emergencias. 

HECHOS JUZGADOS

Según la Fiscalía, sobre las 23 horas del 12 de julio de 2020, el acusado y su pareja abandonaron una nave situada en Torrejón de Ardoz en dirección al centro de la localidad atravesando la estación de cercanías de Renfe, con la intención de tomar algo juntos.

Alrededor de las 00:43 horas del día siguiente, tras mantener una fuerte discusión con su pareja, la mujer decidió volver sola a las inmediaciones de la nave en la que residía y a la que también regresó el acusado minutos más tarde. 

En la franja horaria registrada entre las 00:45 horas y las 01:36 horas, P. N. realizó un total de 21 llamadas al teléfono móvil de M. N., todas ellas sin obtener respuesta y, además, le envió un mensaje a las 00:51 horas con el siguiente tenor «RAP», mensaje en idioma rumano, que debidamente traducido, se corresponde con «secuestrar» o «cortar».

Sobre las 01:36 horas del 13 de julio, el acusado se encontró con su pareja en las inmediaciones de la nave donde se inició una discusión durante la cual P. N. le propinó un fuerte golpe en la cabeza con un objeto contundente, ocasionándole traumatismo en zona fronto-temporal y fractura craneal en esa región y a continuación la introdujo aún con vida en el vehículo conducido por él mismo hasta llegar a la nave en la cual residían.

Una vez allí, procedió a sacar el cuerpo del vehículo y accedió al interior de la nave con la ayuda de un compañero que en esos momentos pernoctaba allí, el cual, extrañado por el estado de la víctima y la sangre que comenzó a salir por su boca y oídos, sugirió al acusado que procedieran a llamar a Emergencias.

Cuando la mujer fue traslada por los Servicios de Emergencias al Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz, los médicos de urgencias constataron que se encontraba en estado crítico, «presentando fractura craneal, incompatible con la vida».

A las 19:50 horas del 4 de julio de 2020, después de permanecer dos días en UCI, se procedió a la desconexión de la mujer. El acusado se encuentra en situación de prisión provisional por esta causa desde el 15 de julio de 2020, habiéndose acordado su prórroga el 4 de julio de 2022.

Europa press

- Anuncio -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Anuncio -spot_img

Último artículo