4.3 C
Madrid
miércoles, abril 24, 2024

Jefes de servicio alertan de la crisis derivada del cierre de la UCI Pedriátrica de La Paz

Debes leer

Una treintena de jefes de servicio, jefes de sección y responsables de unidad del Hospital Infantil de La Paz han remitido una carta a la dirección gerencia del centro para reclamar que se adopten con urgencia las medidas oportunas para resolver «la crisis» desencadenada por el cierre de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) Pediátrica.

En la misiva, señalan que «existe un riesgo significativo para la adecuada atención de nuestros pacientes pediátricos debido a la ausencia total de facultativos intensivistas» especialistas en niños.

Todos los médicos de plantilla asignados al servicio, con la única excepción de su jefe y un facultativo, han presentado solicitudes de baja médica o han renunciado a sus contratos, un «hecho insólito e inédito» que se ha producido, exponen en el texto, como consecuencia directa de la reincorporación la semana pasada del jefe de servicio, el doctor Pedro de la Oliva, a su puesto de trabajo, ordenada por la autoridad judicial.

Esta situación ha generado «múltiples consecuencias absolutamente indeseables», que los promotores del escrito pretenden revertir con todos los medios a su alcance, «en defensa de la salud de los niños y para preservar la excelencia en la asistencia a pacientes ingresados, así como para todos aquellos que, procedentes de otros puntos del país, podrían verse potencialmente afectados y no recibir la atención debida».

Resaltan que esta situación ha motivado el traslado de pacientes a otras unidades de cuidados críticos, la suspensión de actividades quirúrgicas, la derivación de pacientes a otros hospitales, la grave afectación de los programas de trasplantes, la limitación en la capacidad docente, la posible pérdida de la condición de Centro, Servicio y Unidad de Referencia (CSUR) para la UCIP y una dificultad añadida en la relación con pacientes, familiares y asociaciones de pacientes, perjudicados por demoras, suspensiones de procesos asistenciales y/o retrasos o impedimentos de posibles traslados.

Cada uno de los servicios del Hospital Infantil que diariamente mantienen relación con la UCI expresa su disposición a aportar «abundante documentación que evidencia el grave deterioro asistencial que ha resultado de la crisis desencadenada en todo el Hospital Infantil La Paz».

Asimismo, solicitan que se informe tanto a la Comunidad de Madrid como a las autoridades judiciales responsables de las «indeseables consecuencias de resoluciones que están teniendo efectos secundarios que son incompatibles con las exigencias de un bien social tan superior como la salud de los pacientes atendidos en el Hospital Infantil La Paz».

Los firmantes de la carta han solicitado que se remita a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso; a la consejera Sanidad, Fátima Matute; al abogado general de la Comunidad de Madrid, Luis Banciella, al director general de Recursos Humanos de la Comunidad de Madrid; al Consejo General del Poder Judicial; Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 24 de Madrid; al Juzgado de Guardia; a la Fiscalía del Menor; al Defensor del Pueblo; al Defensor del Paciente y al Defensor del Menor.

El doctor Pedro de la Oliva fue destituido previamente como jefe de servicio por la Dirección Gerencial del Hospital Universitario La Paz en el año 2020, con el respaldo de la Junta Técnico Asistencial (JTA), como resultado de la aplicación de un protocolo de conflicto.

Esta decisión condujo a la presentación de un expediente disciplinario ante la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

Actualmente, los acuerdos adoptados se encuentran en diversas fases de distintos procesos judiciales.

La estimación de uno de los recursos interpuestos por el doctor De la Oliva resultó en su reincorporación provisional como jefe de Servicio de la UCIP, también por orden del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 24 de Madrid, el 25 de septiembre de 2023.

Sin embargo, el jefe de servicio fue destituido nuevamente el 21 de diciembre de 2023 por decisión de la dirección gerencia del hospital, tras la recomendación de la Junta Técnico Asistencial (JTA), al confirmarse su incapacidad para liderar el equipo médico del Servicio compuesto por once facultativos.

Durante este periodo, el descontento con la gestión de ese jefe de servicio se ha hecho evidente, hasta el punto de que el personal activo el 20 de diciembre se redujo a sólo tres médicos, una situación que obligó a la dirección gerencia a ordenar su destitución una vez más.

Fuente Agencia Efe

- Anuncio -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Anuncio -spot_img

Último artículo