12.6 C
Madrid
miércoles, abril 17, 2024

El hombre detenido por el triple homicidio de Morata de Tajuña pasará mañana ante el juez

Debes leer

 El detenido como presunto autor del homicidio de los tres hermanos de la localidad madrileña de Morata de Tajuña pasará este miércoles a disposición de un juez de Arganda del Rey, quien decidirá si ingresa en prisión provisional mientras la Guardia Civil continúa la investigación. 

Dilawar Hussein F.C., un ciudadano de origen paquistaní y nacionalidad española de 42 años, se encuentra bajo arresto en las dependencias de la Comandancia de Madrid del instituto armado, en Tres Cantos, desde donde está previsto que sea trasladado sobre las ocho de la mañana. 

Según ha informado la Comandancia, será puesto a disposición de un Juzgado de Instrucción y Primera Instancia de Arganda del Rey, cuyo titular deberá decidir si dicta prisión provisional para el detenido. 

Los agentes de Homicidios, a cargo de la investigación de la denominada operación Calvario, y de la Policía Científica registraron la noche del lunes la vivienda en la que vivía el sospechoso, situada en la avenida del Ejército de Arganda, durante cerca de dos horas. 

De ella se llevaron varios efectos personales del hombre para su análisis, con el que esperan obtener nuevas pruebas que acrediten la autoría del triple crimen de Pepe, Amelia y Ángeles. 

Todavía está pendiente que los agentes reconstruyan los hechos junto al arrestado en la vivienda de los fallecidos, un chalé de dos plantas situado en la Travesía del Calvario de Morata de Tajuña. 

Dilawar Hussein F.C se entregó la madrugada del lunes en las dependencias de la Guardia Civil, momento en que admitió su implicación en la muerte de los tres hermanos y fue detenido como presunto autor de tres delitos de homicidio doloso. 

La principal hipótesis que manejan los agentes de Homicidios es que el crimen esté motivado por un ajuste de cuentas por las deudas que habían contraído los hermanos con algunos conocidos, señalaron a EFE fuentes próximas a la investigación. 

Las dos hermanas se habían arruinado tras ser víctimas de una estafa amorosa y pedían dinero a sus allegados y vecinos de forma recurrente. A principios del año pasado le alquilaron una habitación al detenido, al que supuestamente acabaron debiendo unos 60.000 euros.

El hombre dejó el vivir en casa de los fallecidos el 24 de febrero, cuando fue detenido por golpear con un martillo en al menos tres ocasiones la cabeza de Amelia y propinarle una patada cuando ésta cayó al suelo.

Por estos hechos pasó casi siete meses internado de forma provisional en la prisión de Estremera hasta que quedó en libertad el 12 de septiembre. 

Aunque el Juzgado de lo Penal número 2 de Alcalá de Henares lo condenó a dos años de cárcel y le prohibió aproximarse a menos de 500 metros y comunicarse con la víctima durante dos años y medio, le concedió el beneficio de suspensión de la pena al carecer de antecedentes y comprometerse a indemnizar a la mujer.

Fuente: Agencia efe

- Anuncio -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Anuncio -spot_img

Último artículo