19.7 C
Madrid
lunes, junio 24, 2024

Teresa Ribera pide a Ayuso y Almeida que guarden «la motosierra» y piensen «alternativas»

Debes leer

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, pidió al alcalde de Madrid, José Luís Martínez Almeida, y a la presidenta de la esa comunidad autónoma, Isabel Díaz Ayuso, que guarden «la motosierra» y piensen «alternativas» a la tala masiva de árboles.

«Lo mejor sería que dejaran la motosierra y que se pusieran a pensar alternativas», dijo Ribera al ser preguntada por la polémica de la tala de árboles en Madrid para ampliar la línea 11 del Metro en una entrevista con EFE realizada en Bruselas, donde acudió este miércoles para recoger el premio a la personalidad «progresista» del año por la Fundación para los Estudios Progresistas Europeos (FEPS, por sus siglas en inglés).

La vicepresidenta tercera lamentó que «la señora Ayuso y el señor Almeida» hayan «sacado la motosierra porque les da miedo cortar un carril al tráfico durante unos meses».

Ribera, quien dijo que casi sintió una «reacción epidérmica» al ver «esas imágenes de árboles muy crecidos» talados el pasado lunes en el centro de Madrid, celebró que Martínez Almeida «por fin se ha dignado a confirmar» que se reunirá con el ministro de Cultura, Ernest Urtasum, para tratar sobre la tala de árboles en la zona del Paisaje de la Luz.

«Supongo que la amenaza de la vergüenza de que nos retiren el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco es lo único que le preocupa», consideró.

Adaptación climática

Más allá del patrimonio histórico o paisajístico que representan esos árboles, hay «una segunda derivada que es muy importante» relacionada con el «efecto calor que genera el asfalto», las olas de calor y el cambio climático.

«A lo que estamos tendiendo todos, por necesidad de supervivencia, por la satisfacción de vivir en ciudades saludables, es a naturalizar los espacios urbanos, a recuperar vegetación y a recuperar el espacio público de los peatones», dijo Ribera, quien recordó que las temperaturas en una zona asfaltada al sol y otra sombreada puede ser «de entre 4 y 12 grados».

«No se entiende. Es imprescindible. Es una manera también de protegerse contra esas temperaturas extremas. El desprecio tan importante que expresan hacia los árboles, pero también hacia la necesidad de dar respuesta a algunos desafíos que tenemos en nuestra agenda urbana en los próximos años, es sorprendente», señaló.

En ese sentido, la vicepresidenta tercera celebró que el Ministerio de Transporte, a través de Adif, «se haya tomado la molestia de buscar alternativas para evitar la tala de árboles en una zona colateral de Atocha», para indultar 246 ejemplares, salvando algunos y trasplantando otros.

«Contrasta con la soberbia, la altivez, la indiferencia, pero también con la falta de motivación y de transparencia con la que se han decidido esas talas masivas de árboles» por parte de las autoridades madrileñas, resumió.

Nueva legislación

La ministra envió el pasado 22 de diciembre una carta a las consejerías de Medioambiente de las Comunidades Autónomas recordando la importancia de los árboles en los espacios urbanos y explicando qué instrumentos y fondos existen para renaturalizar pueblos y ciudades.

Pero el Ejecutivo central tiene poco poder de intervención porque las competencias están transferidas, por lo que Ribera lanzó la idea de buscar consensos para generar nueva legislación y «facilitar directrices y recomendaciones sobre cómo gestionar el patrimonio arbolado de nuestras ciudades».

«No tenemos competencias directamente, habría que consensuar una legislación básica, es competencia autonómica y urbana», avanzó.

Fuente Agencia Efe

- Anuncio -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Anuncio -spot_img

Último artículo