18.9 C
Madrid
jueves, abril 18, 2024

Prieto (UGT) carga contra el «negacionismo» sobre brecha salarial y subraya que la desigualdad «tiene rostro de mujer»

Debes leer

La secretaria general de UGT Madrid, Marina Prieto ha cargado contra el «negacionismo» que, a su juicio, existe respecto al problema de la brecha salarial, al tiempo que ha advertido de que la desigualdad en la Comunidad de Madrid «tiene rostro de mujer» y, especialmente, «de mujer mayor de 55 años».

Así lo ha subrayado Prieto durante la presentación este jueves del informe ‘Brecha salarial en la Comunidad de Madrid’, elaborado con datos de la Tesorería General de la Seguridad Social y la Agencia Tributaria y que refleja que la región madrileña tiene la mayor brecha salarial entre las comunidades autónomas, brecha que ha vuelto a aumentar en 2022 tras años de tendencia a la baja.

Para la líder del sindicato, uno de los principales problemas que impiden acabar con esa brecha es ese «negacionismo» que pretende «corregir la diferencia sólo con meritocracia», sin aceptar que existe «una situación de desigualdad de partida».

Tras lamentar que esa igualdad «está lejos de alcanzarse», ha criticado que a nivel autonómico no existan «partidas para combatir las brechas en el mercado laboral», al tiempo que ha insistido en que «mientras no se atajen de raíz estas causas», no se podrá «combatir brecha salarial».

Madrid presenta, según este informe, la mayor brecha salarial tanto en Salario Medio Anual (23,94%) como en Salario Medio Estimado (14,36). En la primera, tras la Comunidad aparecen Asturias (23,67), Aragón (21,82), Cantabria (21,30) y Andalucía (21,02). Por lo que se refiere a la segunda, la región madrileña está seguida por Cantabria (13,90), Asturias (13,67), Cataluña (11,92) y Aragón (10,80).

El salario medio anual de los hombres, en 2022, fue de 33.295 euros, frente a los 25.324 que percibieron las mujeres, de manera que ellas cobraron 7.971 euros menos, mientras que de acuerdo al estimado, los hombres tuvieron un salario medio de 37.735 euros, 5.418 euros más que el de las mujeres (32.317 euros).

Como ha señalado Marina Prieto, en una vida laboral estimada de 37 años, una mujer percibiría en la Comunidad de Madrid «casi 300.000 euros», una «diferencia vergonzante».

LAS POLÍTICAS ACTIVAS DE EMPLEO «NO FUNCIONAN»

Prieto ha subrayado que las políticas activas de empleo en la Comunidad de Madrid «no funcionan» y «no se dirigen a las mujeres», sobre lo cual ha alertado del «elevado número de mujeres inactivas», así como por la «parcialidad involuntaria» que sufren. «Casi uno de cada cuatro contratos en la Comunidad es parcial, y de ellos tres de cada cuatro lo ocupan mujeres».

Por su parte, la responsable de Igualdad del sindicato a nivel autonómico, Sonia Álvarez, ha puesto el foco en la «alarmante segregación» entre hombres y mujeres a la hora de elegir estudios, las diferencias en el acceso a medidas de conciliación o el «incumplimiento de muchas empresas» que están por su tamaño «obligadas a tener planes de igualdad».

De acuerdo con este estudio, los sesgos de género en la elección de estudios se manifiestan en todos los ciclos formativos, tanto en la Formación Profesional como en los grados universitarios. Mientras ellos «monopolizan los sectores industriales y tecnológicos», ellas eligen «todo aquello relacionado con el cuidado personal y el cuidado de las personas», sectores profesionales «más precarizados, menos valorados y peor pagados», ha subrayado Álvarez.

Así, el informe señala que los chicos se decantan en ciclos formativos por Transporte y mantenimiento de vehículos (95,3%), Electricidad y electrónica (92,8%), Energía y agua (88,9%) y Fabricación mecánica (88,7%), Informática y comunicaciones (84,3%), en tanto que ellas se concentran en el cuidado personal. A modo de ejemplo, el 94,1% de las personas que han elegido cursar el ciclo formativo Imagen Personal son mujeres.

En el caso de la universidad, aunque hay más alumnas matriculadas que alumnos, un 56,4% frente a un 43,6%, los varones se decantan por titulaciones como Informática, donde son el 82%, así como en las titulaciones STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), mientras ellas, por el contrario, se concentran en Formación de docentes de enseñanza infantil, Otra Formación de personal docente y Ciencias de la educación, Trabajo social y orientación o Enfermería y atención a enfermos.

Por lo que se refiere al «desigual uso de las medidas de conciliación», Sonia Álvarez ha remarcado el «alto coste» que tiene para las mujeres. En este sentido, ha explicado que «cuando los permisos son remunerados», como aquellos por nacimiento, los hombres «hacen un mayor uso» de los mismos.

Sin embargo, cuando implican una pérdida de salario como una excedencia o reducciones de jornada, «desciende el número de solicitudes por parte de los hombres». El porcentaje de mujeres que han solicitado una excedencia por cuidado de hijos es del 87,7% frente al año pasado de un 13% de hombres y en las excedencias por cuidado de familia los datos son similares, de acuerdo con este informe. Además, un 80% de mujeres han solicitado este tipo de excedencia y solamente un 20% de los hombres.

EUROPA PRESS

- Anuncio -spot_img

Más artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Anuncio -spot_img

Último artículo